Assassin’s Creed Valhalla: ¡ni siquiera la GeForce RTX 3090 puede ejecutar el juego en 4K/60 FPS!

Assassin’s Creed Valhalla saldrá a la venta este martes 10 de noviembre en las consolas actuales y de nueva generación. Sin embargo, la versión para PC del último opus de la saga de Ubisoft parece adolecer de una peligrosa optimización. ¡Una GeForce RTX 3090 no es suficiente para ejecutar el título en 4K 60 FPS!

A finales de 2020, Ubisoft tiene previsto ocupar el terreno con dos grandes títulos: Watch Dogs Legion y Assassin’s Creed Valhalla. La primera está disponible desde el 30 de octubre y ya adolece de varios problemas. En primer lugar, los jugadores se quejan de la mala optimización en PC, ya que el juego tiene problemas para funcionar a 4K 60 FPS en configuraciones ultramodernas. Además, los hackers piratearon el código fuente del juego y lo publicaron en la red. Un lanzamiento muy agradable para Ubisoft.

En cuanto a Assassin’s Creed Valhalla, el último opus de la histórica saga saldrá a la venta este 10 de noviembre en las consolas actuales y en Xbox Series X y Xbox Series S. El juego llegará a PS5 el 19 de noviembre, fecha de lanzamiento de la consola de Sony. Por supuesto, muchos medios especializados y youtubers ya han puesto el título patas arriba para entregar su prueba antes del lanzamiento.

El videógrafo ruso GameGPU ha publicado un vídeo que muestra el rendimiento de AC Valhalla en una máquina equipada con una Nvidia GeForce RTX 3090 y un Intel Core i9-10900K. Todo en 4K, con las opciones gráficas al máximo. Contra todo pronóstico, los resultados obtenidos no son famosos/, el juego francamente se esfuerza por mantener el tope de 60 FPS. El youtuber acusa bajas de framerate a 45 fotogramas por segundo/ en algunos exteriores.

PS5: sólo 2 televisores de Sony están ya optimizados para la consola

Con una configuración que supera los 1500 euros, cabría esperar un mejor rendimiento, sobre todo porque Assassin’s Creed Valhalla no ofrece, a diferencia de Watch Dogs Legion, compatibilidad con Ray Tracing. GameGPU probó entonces el título en una configuración más modesta, compuesta por una RTX 2080 Ti y un procesador AMD Ryzen 9 3900X. Como es lógico, los resultados son mucho peores, con caídas de la velocidad a 30 FPS en algunos momentos. 

Como recordatorio, Assassin’s Creed Valhalla está oficialmente optimizado para las tarjetas gráficas de AMD. Así que esperemos que el título funcione mejor en las Radeon RX 6900, 6800 y 6700. En cuanto a los propietarios de tarjetas Nvidia, tendrán que esperar a que se desplieguen uno o varios parches para solucionar la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *