El CESE pide una etiqueta energética para las redes sociales

Facebook, Twitter, Snapchat… tantas aplicaciones que utilizamos a diario sin darnos cuenta del impacto en el medio ambiente que pueden tener nuestros simples mensajes en estas plataformas. Por ello, el Consejo Económico, Social y Medioambiental pide a los interesados que apliquen la etiqueta energética, ya extendida en las viviendas, a los mensajes de los usuarios para sensibilizarlos.

La tecnología rima con la ecología, en el sentido más simplista del término. Esto no significa que nuestro uso de los dispositivos digitales no tenga ningún impacto en nuestro entorno, sino todo lo contrario.

Aunque seamos cuidadosos con lo que comemos y con el CO2 que producimos, tenderemos a ignorar las consecuencias que puede tener una simple participación en Facebook desde nuestro teléfono. El uso de las redes sociales está íntimamente ligado a los smartphones… pero también a la ecología.

En efecto, la ADEME ya había calculado que el envío de 33 correos de 1mo a 2 destinatarios cada día emite tanto CO2 como un viaje de 1000 km en coche/. Ante esto, el Consejo Económico, Social y Medioambiental (CESE) invita a las redes sociales a concienciar a sus usuarios.

Para ello, propone que se aplique una etiqueta energética/ a las publicaciones realizadas en las redes sociales. Así, en el futuro, tus mensajes podrían ir acompañados de una calificación como la de tu piso o la de los alimentos de la tienda, indicando el consumo energético de los mismos.

La forma de todo esto aún no está definida por el CESE, que está más interesado en que los usuarios sean conscientes de su impacto en el medio ambiente que en una solución llave en mano para hacerlo.

¡Facebook, Instagram y Twitter aumentan el riesgo de crisis nerviosas en personas mayores de 30 años!

Nuestra industria tiene sus grandes contaminantes, pero hay que decir que también es la más consciente de su impacto medioambiental: año tras año, las empresas se aseguran de mejorar sus infraestructuras para ser lo más ecológicamente responsables posible, como Facebook, que habrá recurrido a las turbinas eólicas para su nuevo centro de datos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *