WeChat resta importancia al impacto de las nuevas sanciones de Trump

James Mitchell, director de Tencent (empresa matriz de WeChat), prefiere restar importancia al impacto de las nuevas sanciones de Estados Unidos contra la aplicación de mensajería y la red social china TikTok. Según él, el bloqueo de la aplicación sólo afectaría al 2% de la facturación de WeChat.

Al igual que TikTok, la app de mensajería china WeChat/ está en el punto de mira de una nueva orden ejecutiva presidencial. Este, firmado el viernes 7 de agosto de 2020, obliga a las empresas estadounidenses a continuar toda relación con WeChat y TikTok tras un periodo de 45 días,bajo el pretexto de la seguridad nacional. De facto, esto podría permitir a la administración Trump ordenar la eliminación de estas apps de la Google Play Store y la App Store/.

WeChat quiere creer que las sanciones no se aplicarán a Apple en China

No obstante, como señala James Mitchell, ejecutivo de Tencent, el negocio de WeChat en EE.UU. sólo representa el 2% de los ingresos de la aplicación/. Una afirmación que no parece ser sólo palabrería. En sus últimos resultados, el Grupo Tencent anunció un crecimiento del 37% en sus beneficios. Queda por ver si la prohibición de WeChat se extenderá a la Play Store y la App Store fuera de Estados Unidos, especialmente en China.

El negocio de Apple en China (unos 44.000 millones de dólares al año) podría verse muy afectado si los usuarios chinos no pudieran utilizar WeChat, o Weixin, su homólogo chino. El decreto presidencial es bastante vago a este respecto/. Prohíbe «cualquier transacción en relación con WeChat por parte de cualquier persona, o con respecto a cualquier propiedad sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos, con Tencent Holdings Ltd. (también conocida como Téngxùn Kònggǔ Yǒuxiàn Gōngsī), con sede en Shenzhen, China, o cualquier filial de dicha entidad.»

WhatsApp: el modo oscuro llega en versión beta, esta es la lista de novedades

James Mitchell, por su parte, quiere creer en un impacto mínimo: «si se analizan las órdenes ejecutivas presidenciales firmadas desde mayo de 2019, así como obviamente la orden ejecutiva firmada hace unos días, especifican muy claramente que cubren la jurisdicción de Estados Unidos, como resultado de lo cual no vemos ningún impacto en las empresas que están poniendo nuestra plataforma en China.»

Un optimismo que, sin embargo, choca con el caso de Huawei. Porque hay que ver que la Casa Blanca ha conseguido en este caso, mediante decretos presidenciales, dar un efecto extraterritorial a sus sanciones. Incluso llegó a impedir que proveedores extranjeros fabricaran chips Kirin para el grupo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *