Android: Google amenaza con cobrar por su sistema operativo móvil tras la multa de 4.300 millones de euros

El consejero delegado de Google, Sundar Pichai, ha planteado la posibilidad de que Android se convierta en un dispositivo de pago tras el anuncio de la multa de 4.300 millones de euros impuesta al grupo por abuso de posición dominante por la Comisión Europea. Los fabricantes tendrían que pagar a Google por el derecho a utilizar el sistema operativo móvil.

La firma de Mountain View ha reaccionado al anuncio de la multa de 4.300 millones de euros por abuso de posición dominante de Google con Android en una entrada de su blog cuyo autor no es otro que Sundar Pichai, el CEO del grupo. Éste no se anda con rodeos y dice que esta decisión de la Comisión Europea pone en peligro el modelo de negocio de Android, por lo que podría cambiar. «Hasta ahora, no necesitábamos cobrar a los fabricantes de teléfonos inteligentes por el uso de nuestra tecnología […] Pero nos preocupa que la decisión de hoy altere el frágil equilibrio que hemos logrado implantar», dijo.

¿Android Pay? Google lanza las amenazas

Pichai está dejando claro que Google está pensando en cambiar completamente su estrategia con Android, que podría requerir una licencia de pago/ para que los constructores puedan utilizarlo. Es decir, justo lo contrario de cómo se pensó cuando se diseñó. Una solución que parece inimaginable. ¿Opción real considerada por Google o simple farol? El futuro nos lo dirá, mientras que la multinacional ha confirmado que recurrirá y seguirá defendiendo sus intereses y el equilibrio del modelo Android.

La Unión Europea no ha especificado qué puede hacer Google para cumplir con sus leyes. Pero si eso significa permitir que los fabricantes ofrezcan sus aplicaciones en lugar de las de Google a su antojo, el gigante estadounidense está claramente en peligro. Sin Chrome o Google Search/, especialmente señalados por la UE, sus ingresos publicitarios caerían en picado.

Xbox responde a Google Stadia y anuncia un enorme xCloud en el E3 2019

Antes de que se emitiera la decisión de la Comisión, Google argumentaba en realidad que cuestionar la presencia por defecto de estas dos aplicaciones en los smartphones podría impedirle invertir tanto como hoy en el desarrollo de Android. «Con sus increíbles márgenes, Google no necesita hacer que Android sea aún más rentable», explica Thomas Vinje, abogado de Clifford Chance, a nuestros colegas de Les Echos. «No hay ninguna posibilidad de que Google cobre a los fabricantes por instalar su versión de Android», dijo.

El 28 de octubre de 2018, la UE espera que Google haya puesto fin a las prácticas anticompetitivas relacionadas con Android. Una vez que pase esta fecha, la comisión estudiará los cambios implementados por Google. Como recordatorio, en junio de 2017, Google ya había sido condenado a pagar 2.420 millones de euros en multas por favorecer Google Shopping.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *