La PS5 consume sólo un poco más de energía que un portátil para juegos con GeForce RTX 3080

La PS5 es una consola excepcionalmente bien optimizada, y eso es precisamente lo que muestran las últimas pruebas de energía. El consumo de energía de la consola es solo ligeramente superior al de un portátil con una GeForce RTX 3080 mucho más cara;

¿Tienes la PS5 o piensas comprarla? Es una excelente elección en más de un sentido/. En primer lugar, la consola cuenta con un excelente catálogo de exclusivos, además de la retrocompatibilidad con los títulos de PS4. Surendimiento gráfico está a la altura de algunas configuraciones de juegos de PC. Y la guinda del pastel es que, según las últimas pruebas, su consumo de energía está tan bien optimizado como el de un portátil para juegos /al menos tres veces más caro.

Una prueba recogida por el sitio TechRadar concluye, de hecho, que la PS5 consume entre 180W y 200W/ con los títulos premium Assassin’s Creed Valhalla o Spider Man Miles Morales. Para hacernos una idea, un Schenker XMG Neo 17″ con Nvidia RTX 2070 Super consume unos 187W con el mismo tipo de juegos empujados. Los portátiles más nuevos con la última tarjeta RTX 3080 pueden consumir más.

La PS5 está tan bien diseñada como los mejores portátiles para juegos

Pero de facto esto sólo ocurre cuando el procesador está sobrecargado, lo que no suele ocurrir cuando se juega a videojuegos. Los portátiles están optimizados para la duración de la batería, así que ¿por qué. la PS5 los imita? Recuerda: Sony ha centrado en gran medida su desarrollo en torno al control de la refrigeración para evitar que el dispositivo sea demasiado ruidoso/. Así es como tu PS5 puede llevarte gráficamente tan lejos como uno de los últimos juegos de PC que existen, por una fracción del precio.

Horizon 2 Forbidden West: por fin se revela uno de los juegos más bonitos de la PS5

Por tanto, la sorpresa no es tanto la cifra de consumo energético de PS5 como la cercanía de las prestaciones de la consola, incluida la potencia, a máquinas cuyo precio de venta puede llegar a quintuplicar el de PlayStation 5. Por ello, es comprensible que Sony se vea obligada en un principio a vender su consola con pérdidas, a la espera de que el precio de los componentes baje con el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *