Android: ¿estarías dispuesto a pagar para tener las aplicaciones de Google en tu smartphone?

Android está experimentando cambios tras la multa récord de 4.300 millones de euros impuesta por la UE a Google. La firma de Mountain View ha indicado que ya no será necesario que Google Search y Chrome estén preinstalados en los smartphones para tener acceso a la suite de Google, incluyendo Maps o la Play Store. Pero a cambio, tendrá que pagar, al menos indirectamente.

Google cobrará a los fabricantes de smartphones Android en Europa por sus aplicaciones en forma de licencia. Es la solución que ha encontrado la firma de Mountain View para seguir desarrollando y distribuyendo su sistema operativo móvil cumpliendo con las exigencias de la Comisión Europea, que ha condenado a Google a pagar una multa de 4.300 millones de euros por abuso de posición dominante al imponer la preinstalación en los smartphones de Google Search y Chrome para acceder a la Play Store.

Android: ¿pagarías por las aplicaciones de Google?

Esto plantea la cuestión de la presencia por defecto de las aplicaciones de Google en los dispositivos Android, su utilidad y su valor. Por un lado, al usuario medio se le sirve en bandeja un entorno de servicios completo y relevante, ideal para los que no quieren molestarse en buscar aplicaciones: YouTube para el vídeo, Mapas para la navegación, Búsqueda y Chrome para la web… ¡todo está ya a mano! Pero esta práctica anima a los consumidores a no buscar más y a conformarse con estas aplicaciones, rechazando así la competencia que ya no puede imponerse. Por no hablar del espacio de almacenamiento que se resiente.

También se puede reflexionar sobre las consecuencias para Google. El grupo estadounidense ofrece Android de forma gratuita y cree que eso le da derecho a promocionar sus propios servicios para ganar dinero. Obviamente, la UE no está de acuerdo y esto debería tener una consecuencia directa en el precio de los smartphones Android. Dado que la dependencia de Google de Search y Chrome para ingresar dinero es cada vez menor, los fabricantes tendrán que pagar para ofrecer aplicaciones de la suite de Google y, en particular, de la Play Store, cuya presencia es indispensable para muchos usuarios y forma parte integral de la experiencia Android en la mente de la gente. Un coste que, por supuesto, será asumido por los consumidores cuando adquieran el producto final. Todavía estamos muy lejos de ese punto, pero podemos incluso imaginar un sistema en el que Google ofrece su

Asistente de Google: ¡pronto podrás personalizar cómo te comunicas con él!

Y tú, ¿cuál es tu punto de vista? ¿Estarías dispuesto a pagar por tener aplicaciones de Google en tu smartphone? No dudes en responder a la encuesta que aparece a continuación y comparte tu opinión en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *